Conferencia de Yogui Bhajan. Jap Ji.

Os dejo esta traducción de una conferencia de Yogui Bhajan que alguien  llamado Puri Nogueira se ha tomado la molestia de traducir y compartir. Gracias Puri. Gracias a que has compartido tu trabajo se lo puedo hacer llegar a mis alumnos.

Sat Nam.

 

 

 

 

Yogui Bhajan: Me he tomado el privilegio personal de daros la bienvenida. No habéis venido para un curso, pero ya es tarde. Simplemente, eres el primero en caminar hacia ella. Vamos todos juntos, con nuestros egos, hacia la era de Acuario. Eso significa que tu consciencia te guiará, y que comprenderás el significado de en qué consiste la vida. No puedo enseñaros todas las escrituras que a mí me obligaron a estudiar, y para ser muy honesto con vosotros, no me gustaba. [risas entre la gente]. Había que recordar demasiado, leer demasiado, y decir demasiado que comprendía cuando no lo hacía. Así que esas mentiras me han pasado factura. Por eso hacemos este camino lo más fácil posible. ¿Qué es el Japji? No sé qué os han dicho. Pero os han estado [hablando] desde ayer, deben haberos dicho algo… Así que: ¿qué es el Japji? Dímelo con tus propias palabras.

Persona 1: […]

YB: ¿Qué?

Persona 1: [… mi corazón…]

Persona 2: [el florecimiento de su corazón… el llanto de su corazón…]

YB: Gurú Nanak no era un enfermito como yo, nunca lloraba. Cantaba el Japji para fundar la esencia. Como seres humanos, tenemos la energía prana y apana, a las que [añadimos] el sonido que creamos, palabras. Algunas personas llaman a esa palabra Dios, otros dicen Alá, otros dicen Ram, y otros dicen Sat Nam, es lo mismo. Pero, si yo digo Alá y tú dices Ram, somos enemigos. A mí me gustaría obligarte a decir Alá, y a ti te gustaría obligarme a decir Ram, ya sabes… Esto ha estado sucediendo en este planeta durante la era de Piscis. Es como un pez que sigue a otro, corriendo a través del tiempo y consumiendo la energía humana de tal modo que hemos llegado a un punto cero, final. Todo el conocimiento que prevalece genera esto. La separación es una desviación. Si hubiera sido eficaz, y hubiera continuado siendo rigurosamente veraz, nos hubiera llevado a vivir con amor, afecto, y el uno para el otro. No deberíamos haber olvidado que cuando estamos enfadados, aquello con lo que estamos enfadados, que estamos atacando, es otro ser humano como nosotros. La ceguera que prevalece en esa ira es el legado que nos ha dejado la era de Piscis. No puede volver a ganar más. No existe tolerancia hacia otra persona, especialmente cuando otra persona se equivoca. Si la otra persona se equivoca, nuestro privilegio consiste en sugerirle una corrección. Ése es nuestro espíritu, ésa es nuestra alma. En vez de ello, lo multiplicamos muchas veces, intentamos dañar verbalmente; si eso no es posible, entonces lo hacemos físicamente. Y si eso no es posible, entonces nos las arreglamos para conspirar. Esta conspiración, que todas las personas religiosas niegan, es un hecho.

Siempre me río cuando me dicen: «¿Cuántos alumnos tienes?» Yo les contesto: «Uno». «¿Uno? ¿Y quién es?» Yo les digo: «Yo. Yo soy mi único alumno como maestro. No tengo a ningún otro alumno». «Quiero decir, ¿no inicias a la gente?» Yo digo: «Mira, esto es Kundalini Yoga. Si tenemos que iniciar a alguien, ¿de qué sirve coleccionar a idiotas? Si alguien no puede iniciarse a sí mismo o a sí misma, es inútil. No nos ocupamos de eso. Todo el mundo tiene que iniciarse a sí mismo. Todo el mundo tiene derecho a iniciarse a sí mismo». El camino está muy claro. Y el Japji sólo es un hito en ese camino. ¿Habéis visto lo bonito que es el Japji? Lo habéis leído, oído. En un único verso describe el universo entero. Empecemos desde el principio. Sochai, Soch na hovaee, jay sochee lakkh vaar. Ya está. Punto y aparte.

¿Te lo crees? No. ¿Puedes practicarlo? No. ¿Lo comprendes? No. ¿Lo amas? No. Es imposible. Lo que Nanak está diciendo es: No pienses, porque es malgastar energía, es malgastar prana, es malgastar la vida. E incluso si lo multiplicas doscientas mil veces, no te va a hacer ningún bien. No lo hagas. Nos levantamos en las horas de ambrosía, leemos este verso, pero a la hora de ponerlo en práctica, no lo hacemos. La mayor debilidad del hombre consiste en pensar, mentalmente, en múltiples direcciones. ¿Entiendes? El hombre nace para estar hecho de prana, uddiyana, y en el [gyan drishti…?] del ser humano, apana, para pensar en una sola dirección. ¿Y cuál es esa dirección? Pertenezco a Dios, y Dios me pertenece a mí. Dios y yo somos uno. Ése es el cimiento básico sobre el que se sostiene el Japji. Que tú has sido creado por Dios Todopoderoso. Así que todo este asunto de derecha e izquierda que te has autoimpuesto no es nada… no es nada más que… ¿Cómo se llaman esas cositas blancas pequeñitas que se comen la madera?

Persona 3: Termitas.

YB: Termitas. Todo lo demás son termitas en la vida. Sí, Sí. Os voy a decir cómo lo sé. Según todos los cálculos, y los cálculos de grandes pandits como […], y no había nadie que pudiera superar a ese hombre mientras vivió, mi edad se marcó a los 72 años. Cuando me hizo el horóscopo, después de los 72, arrancó todas las páginas, las tachó. ¿Lo entiendes? Y cuando cumplí 72, y la enfermedad se apoderó de mí, supe que… guau… había llegado la hora. Vámonos. Hemos hecho lo que hemos hecho. ¿Sabéis qué? Estoy sentado frente a vosotros, y hablando. ¿Acaso creéis que estoy vivo por mérito propio? No. No es verdad. Si alguien, o muchos de vosotros, que habéis extendido vuestro corazón y vuestros pensamientos para que no me marchara, ¿qué mayor milagro que ése esperáis ver? Sois totalmente inocentes al respecto. Pero hay un ser interno, Ji; prana, apana, y uddiyana, cuando los tres se mezclan al unísono en algo crean a Ji, al Ser, y la oración de ese Ser no puede ser rechazada ni por el mismo Creador.

Ése es tu poder. Ésa es tu esencia. Ésa es tu fuerza. Así que Dios te deja ver algo, mientras andas por este camino hacia la nueva era, la era de Acuario. La era de Acuario es la era del cuidador que riega cada planta, y que trae la vida y el verde al mundo. Por lo tanto, no importa lo que diga ni lo que quieras oír; ya has andado en el camino, así que el destino ahora no está lejos. Tendrás éxito. Y llevarás la bandera de la era de Acuario hasta el fin. Te seguirán muchos sin saber por qué. Porque no hay por qué. Si miras al cielo, y sigues mirando, hay un punto en el que no puedes ver nada, es [sólo] espacio. Así que Dios, y Gu […] la virtud de Nanak es que te está dando espacio. Cuándo naciste, dónde naciste, cómo naciste, lo que estudiaste, a quién conociste, de quién te separaste… no significa nada, está todo en el pasado, se ha ido.

Así que estás utilizando la guía de eso que es el Jap, “jap” significa repetición, de Ji, que se combina con tus tattvas y con tu alma. No hay nada igual, y obtendrás la recompensa. Puesto que tienes Gurú, el infierno no es para ti. A esos niños que tienen padres y hogares no se les mete en el orfanato. Tal vez no te des cuenta de qué has ganado, pero ya has ganado. Ésa es la fuerza del Japji. Cuando vibra dentro del ser humano, las palabras están tan calculadas, el sonido es tan figurativo, que crea el sonido que el espacio debe oír, y se convierte en tu guía. Y te dirige hacia ese fin. No es una cuestión de estatus, no es cuestión de riqueza material, no tiene nada que ver con sí y no. Tiene que ver con la comprensión de quién eres tú, y quién eres tú dentro de ti mismo, y de por qué vas en la dirección en la que vas. Lo conseguirás. No hay nada en este planeta que pueda detenerte, es una broma. No has venido aquí. Algo te ha traído aquí. Ese algo representa al [Granthi?] durante tu llegada, tu permanencia, tu partida. Cambiará las capas de tu consciencia y te dará belleza, abundancia y excelencia.

Lo estoy diciendo hoy porque al final del curso, llegado ese momento, te darás cuenta de que no serás el [mismo] que vino, seréis seres diferentes. Y ésa es la belleza en la que estamos todos amalgamándonos. Es esa abundancia con la que estamos llenando nuestro ser. Es esa dicha la que nos quitará todos los miedos. Estamos caminando. A veces no lo sabemos… ¿qué estamos haciendo? No lo entiendo… Pero aún estamos ahí. Seguimos rodando. Nada puede impedir que nuestra alma ande el camino. A veces puede que nos sorprendamos de nosotros mismos, pero aún tenemos que comprender estos versos: Sochai Soch na hovaee, jay sochee lakkh vaar. ¿Y qué tienes que recordar cuando empieces a pensar? Cambia de marcha. Cuando te pongas en marcha atrás, en vez de marcha atrás, ponte en primera. ¿Y cuál es el segundo verso?

Grupo: Chuppai, chupp na hovaee…

YB: Chuppai, chupp na hovaee, jay laae rahaa liv taar. Si me concentro en la consciencia, en el subconsciente, en toda la parafernalia, la energía atómica dentro de mí… si considero que es igual a la de un cero al cuadrado… Aún y así, no estoy en silencio. Ésa es la fórmula. Con el silencio, no estoy en silencio. Si estoy en silencio y no estoy en silencio, entonces estoy hablando, y luego no estoy hablando. Algo más está hablando. Algo más está escuchando. Algo más ha venido aquí. ¿Lo entiendes? Es en ése algo más en el que debes tener fe… No hay política alguna ahí. No hay subordinación alguna ahí. Es cuestión tuya, tuya, tuya, el reconocerte a ti mismo. Que dentro de ti existe un poder que te lleva, y que lo estás siguiendo. Y ésa es la belleza del ser humano. Ésa es la virtud de ser humano

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El poder curativo de Kundalini Yoga, FILOSOFIA, MEDITACIONES, MENTE, YOGA INFORMACION y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s