AL ALCANCE DE TODOS NOSOTROS. HOJAS DE OLIVO.

UN TESORO AL ALCANCE DE TODOS NOSOTROS

Actualmente es una de las joyas de la medicina natural en la lucha contra muchos tipos de cardiopatías, principalmente en pacientes que padecen de hipertension arterial, reduce la presión arterial y dilata las arterias coronarias que rodean al corazón, reduciendo el riesgo de infarto de miocardio.

Las hojas del Olivo son ricas en oleuropeósido, un componente muy activo en el tratamiento de la hipertension, responsable simultáneamente de las acciones hipotensoras, vasodilatadoras, antiarrítmicas y espasmolíticas, y que además disminuye el LDL (colesterol “malo”) y aumenta el HDL (colesterol “bueno”).

PROPIEDADES DE LAS HOJAS DE OLIVO

 

Reduce la hipertension arterial

La infusión de la hoja de olivo y los principios activos aislados de ella poseen un demostrado efecto vasodilatador y por ello presentan actividad hipotensora que hace de las hojas de olivo una de las alternativas naturales más difundidas para tratar la hipertension.

Es bien sabido que las hojas se utilizan como remedio para tratar las fatigas mental y física, pues ofrecen beneficios en terapias contra la tensión arterial, el estrés y hasta las lesiones cutáneas.

Recientes informes sobre investigaciones realizadas por científicos suizos y alemanes manifestaron una reducción de la hipertensión de aquellos pacientes a los que se suministraron hojas de olivo.

El estudio se realizó en mellizos monocigóticos para eliminar incertidumbres causadas por las variaciones genéticas que existen entre una y otra persona.

 

Reduce los niveles de colesterol LDL (Malo)

Un nivel alto del colesterol LDL (el llamado colesterol malo) en la sangre se considera un factor de riesgo mayor en las enfermedades coronarias. La oxidación del LDL (low-density lipoprotein) es uno de los factores que provocan el desarrollo de las lesiones ateroescleróticas. Los investigadores encontraron que la oleuropeína “interfería con los sucesos bioquímicos que están implicados en la enfermedad aterogénica”, bloqueando la oxidación del LDL al disminuir la pérdida de vitamina E (Life Sciences, 1994). La oxidación del LDL-colesterol es uno de una serie de acontecimientos nocivos que, si no se controlan, pueden llevar a la aparición de cardiopatías.

 

La hoja de olivo produce un efecto natural antiviral y antibiótico.

 

Un estudio en los laboratorios farmaceúticos Upjohn calificóa la oleuropeína de la hoja de olivo como muy efectiva no sólo en el tratamiento de hipertension, sino en la destrucción de virus. La lista de virus contra los que se usó es impresionante, incluyendo herpes (todas las variedades), pseudorabies, influenza A (gripe), enfermedad de Newcastle, parainfluenza 1, 2 y 3, coxsackie, virus Epstein-Barr, encefalo-miocarditis, meningitis, polio, hepatitis A y B, estomatitis vesicular, Sindbis y reovirus 3.Incluso el Dr Morton Walker detectó una reduccion la carga viral del virus de inmunodeficiencia humana (VIH, agente infeccioso del SIDA) desde una cantidad de 58.000 a niveles no detectables en la sangre en dos semanas.

En general su acción antibacteriana se extiende a todo tipo de bacterias patógenas, incuyendo las más peligrosas para la salud humana.

 

Alto poder antioxidante (Ayuda a prevenir el cáncer, alzheimer, envejecimiento celular..etc)

 

Numerosos estudios médicos han demostrado  las innumerables propiedades que ofrecen los antioxidantes cuando son consumidos por medio de alimentos naturales. Pueden ayudar a tener una vida más saludable de una forma natural, reduciendo el riesgo de enfermedades degenerativas y revirtiendo los síntomas y progreso de enfermedades del corazón o el Alzheimer, ayudando incluso a prevenir el cáncer.

 

La presencia en las hojas de olivo de distintos componentes fenólicos le confieren su alta actividad antioxidante. Entre ellos de encuentran la oleuropeína, rutina, luteolina, hidroxitirosol. Este último es el polifenol responsable de su alta capacidad antioxidante, 10 veces superior a la de la vitamina C y el doble de la vitamina E o coenzima Q10.

 

¿SON VÁLIDAS TODAS LAS HOJAS DE OLIVO?

 

No todas las hojas de olivo son iguales. Los olivos cuyas hojas son más ricas en principios activos y que serán más eficaces son las hojas de acebuche. Incluso en un mismo árbol, no todas las hojas tienen las mismas características. Se recomienda emplear las de los hijatos (ramas que nacen en la base del tronco), porque es sabido que tienen mucha más fuerza para sanar.

También es importante extremar la precaución pues la mayoría de olivos suelen estar fumigados con fuertes fungicidas, pesticidas y plaguicidas que aún después de lavar las hojas, pueden ser tóxicos para nuestra salud.

Todos conocemos a alguien que tiene olivos. Puedes preguntarle si los fumiga o no.. Yo por ejemplo no los fumigo, y como yo seguro que hay mucha más gente.

Espero que le sirva a alguien. A mi me ha servido. Mi padre es hipertenso.

Sat Nam.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s