LA CAÍDA DE LAS MÁSCARAS.

LA CAÍDA DE LAS MÁSCARAS.

Hace un tiempo hablé de las máscaras que tenemos, dentro del contexto de cómo vemos la realidad, y cómo, a pesar de ver obviedades, somos capaces de buscar “explicaciones racionales” a los sucesos y evidencias que se acomoden y nos dejen soportar, realidades aparentemente molestas, incómodas y fuera de lo que a nuestro ego le parece correcto para no perder su dominio.

Hablé de: ( y copio textualmente de aquel post):

El cerebro y la mente no son la misma cosa. Nuestra mente, no somos nosotros. Tu, no eres tus pensamientos. Tu eres algo mucho más grandioso e importante.
Debido a las máscaras, nos es difícil aceptar lo obvio, incluso aunque lo veamos con nuestros propios ojos. Aún así, anida en nosotros el recelo. Es normal. Hacemos caso absolutamente a todas las ideas que vienen de nuestro cerebro. Esas ideas son mascaras. La verdadera sabiduría está en nuestra conciencia.
Cuando nacemos, aún estamos muy conectados a la gran sabiduría y el poder espirituales a través del núcleo de nuestro ser. Esta conexión con el núcleo, y en consecuencia , con la sabiduría y el poder espirituales nos aporta la sensación de seguridad absoluta y de admiración. Durante el proceso de maduración, esta conexión se desvanece lentamente. Es sustituida por las voces paternas que tratan de protegernos y darnos seguridad. Hablan de lo correcto y lo equivocado, del bien y del mal, de cómo tomar decisiones y cómo actuar o reaccionar en una situación dada. A medida que la conexión con el núcleo se desvanece, nuestra psique infantil trata desesperadamente de reemplazar la sabiduría original innata por un ego que funcione. Por desgracia, el revestimiento de las voces paternas internalizadas no pueden cumplir este cometido. Lo que se produce entonces es una máscara. Y el miedo.
La intención de la máscara es protegernos de un mundo pretendidamente hostil demostrando ser buenos para éste. La intención de la mascara es la simulación y la negación. Niega que su objetivo sea combatir el dolor y la ira, por que niega que ese dolor y esa ira existan dentro de la personalidad. La misión de la máscara es proteger el ser sin asumir la responsabilidad sobre sus acciones, pensamientos o hechos negativos, en cuanto a la sabiduría innata.Así como el único camino para volver a tu ser verdadero y original pasa por abrir un “paso”, en el carnaval lleno de máscaras  de nuestra mente. Un paso que trascienda el ego y nos deje ver, por fin, que sómos en realidad, y qué cosas somos capaces de hacer en esta vida y hacia dónde hemos de dirigir nuestros divinos pasos.

Ahora quiero hablar de cuando estas máscaras caen.

Teniendo en cuenta que desde que nacemos y hasta cuando somos niños somos más puros, todos de pequeños SABEMOS que éramos otra persona a la que vemos ahora. Lo que hemos ido acumulando desde entonces, hasta la adultez, es una cantidad de máscaras para OCULTAR lo que realmente éres… por múltiples causas. Por inseguridad. Por que te has creído las propias máscaras de los demás y te crees que son más guais que tú, por que los demás son más listos, por que los demás esperan esto de tí, por que los demás demandan aquello de tí, por no tener conflictos, por agradar, por que no se dén cuenta de lo vulnerable que eres…. múltiples razones.

Por múltiples razones creas alrededor de aquella personalidad pura, máscaras y máscaras para poder adaptarte a lo que la sociedad, amigos, pareja, padres, maestros etc… esperaban de ti, ocultas tu corazoncito, no sea que te vean débil…. Y ocurre lo inevitable. Te conviertes en un ser humano que no vive su vida. Vive la vida de lo que le rodea.

Una vida de Matrix. Una mentira. Y entonces vienen los problemas. Esa vida no puede llevarse mucho tiempo. La vida se abre paso quieras o no, y el ser que eres, y que tienes dentro luchará siempre por salir, y si no puede te llenarás de angustia, y lo taparás y lo ahogarás por miedo.

Te tragarás emociones, las reprimirás, e irás enfermándote poco a poco, física, mental y espiritualmente. Puede que necesites ansiolíticos para no luchar por quién eres, para no ver y mantenerte “comodamente ciego/a”,  puede que sufras y elijas sufrir el resto de tu vida e incluso puede, que te hagas víctima de todo esto y esa sea tu bandera… la de víctima.. o puede que te conviertas en un represor/a… todo con tal de que no se te descubra…de que no se te vea la debilidad, la indecision y la inseguridad que en realidad tienes… puede que el miedo te bloquee, y llegues a creerte que eres un cobarde… y puede que cojas un tremendo complejo de inferioridad o también de superioridad… que dejes crecer tanto a tu ego y te sientas superior, único sabedor de la verdad de las cosas y que pasees tu prepotencia delante de quien ose llevarte la contraria… e incluso te rías de las personas…. o que quieras luchar contra todos por que “nadie se da cuenta” de qué es lo mejor…a excepción de ti.

PUEDE.. Muchas cosas… ahora sí. Tu alma; mejor dicho, tu verdadero ser,  no parará de llamar a tu puerta, lo quieras o no, lo creas o no… y la vida te pondrá avisos y lecciones en tu camino casi cada día…en tí está el poder verlo o no. Aprende a escuchar las advertencias de la vida. Tarde o temprano, de una manera o de otra tendrás que pagar no vivir en tu ser verdadero, sea cual sea la forma que éste tenga.

La caída de las máscaras se produce practicando Kundalini Yoga. Es el Yoga del que hablo por que es el Yoga que conozco. Kundalini Yoga es una tecnología que hace caer una a una tus máscaras, te hace libre, te hace pensar, y te abre tu amplitud de miras y te lleva a tener cada día más una mente neutral. Por eso a mucha gente le cambia la vida cuando hace Yoga. Por eso es algo que siempre se comenta. Si vives en tu ser, encuentras la paz interior y el equilibrio, y esto te lo da el Yoga. Pero ocurre una cosa importante…

Vivir tu libertad individual pasa por que todo tu entorno se va a ver sacudido en mayor o menor medida… y no todos estamos preparados para esto. Sobre todo el entorno.

Probablemente cambien muchas cosas en tu vida. Y tendrás otro aprendizaje.

Aprender a soltar y a fluir.

Esto puede ser muy crudo, puede parecerlo así a simple vista…pero no lo es. No lo es nunca, si todo el camino que andes para soltar  lo andas desde el amor, la generosidad y el entendimiento de que cada persona, incluso tu entorno, está en un nivel de aprendizaje propio.

Tus decisiones y actos, nunca estarán equivocados si nacen del amor verdadero. Qué buena garantía!!!! Tenemos la guía del corazón y ese…¡¡no falla!! así que… olvidemos el miedo.. no cabe donde hay amor.

Sat Nam.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El poder curativo de Kundalini Yoga, MENTE, Salud y bienestar, YOGA INFORMACION y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA CAÍDA DE LAS MÁSCARAS.

  1. Shamrang Singh dijo:

    Palabras llenas de verdad en el momento justo.
    Gracias por existir!

  2. Antonio T dijo:

    Causalmente, y digo bien, causalmente me he detenido a leer pacientemente este artículo que me parece brillante. Justo ahora que voy a hablar con una persona que está viviendo una vida que ha buscado ella y la está llevando a la infelicidad más absoluta. Se da cuenta pero no hace nada por solucionarlo. Espero llenarla de fortaleza para afrontar lo que le viene encima. Gracias Ramjeet por esta señal enviada desde el Universo, ese Universo tan cercano que todos tenemos, no está tan lejos como la gente cree, ¿verdad? SAT NAM.

  3. Susi.- dijo:

    Gracias……Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s