EL SILENCIO DE LANZAROTE

Acabo de llegar de la Isla de Lanzarote.

Por supuesto, he hecho toooodo lo que “había ” que hacer… subir en camello, visitar Los Jameos del Agua, el Mirador del Rio, la ruta de los Volcanes……en fin. Todo lo que se supone que tiene que visitar un turista en la Isla.

En efecto, todo de una gran belleza. La isla está muy limpia, las construcciones están cuidadas, todas siguen el patrón de casita blanca y baja que contrasta perfectamente con el negro de la lava y las cenizas…

Pero hay algo en la Isla que me he traído en el corazón. EL SILENCIO DE LANZAROTE.

Sólo lo he sentido igual en pleno desierto del Sáhara. Solo que en la isla, se siente en toda ella.

Es tremendo! Quitando la zona del aeropuerto, el interior del hotel, y la ciudad de Arrecife que es la más poblada y bulliciosa, el resto es un remanso de paz.

El silencio de Lanzarote se apoderó de mi nada más salir del hotel el primer día. Incluso en los paseos en la playa, sólo se oían las voces humanas y la música ligera de los chiringuitos. Muy suave. todo era muy suave incluso en el paseo de la playa.

No hay coches circulando en los pequeños pueblos. Ni en el paseo de la playa. Todo discurre con una gran serenidad.No hay animales, no escuchas ladridos de perros, ni pájaros, ni siquiera el viento en las ramas de las plantas, por que fuera de la zonas turísticas ni siquiera hay plantas. Sólo lava, cenizas y matorral autóctono.

Me acorde de vosotros enseguida, Sadhaner@s… en el silencio me acordé de vosotros. En medio del Valle de la tranquilidad, en plena ruta de los volcanes, sin viento ( algo raro en la isla) me acordé. Y pensé, cuánto les gustaría a los sadhaneros hacer una meditación en silencio en esta naturaleza “muerta”, donde el silencio no sólo se puede oír, si no que se puede sentir, y palpar.

Imaginé que estábamos allí todos otra vez. Nuestras ropas blancas contrastando con el negro de la lava… todos quietos. En silencio. Rodeados por los volcanes .Y me emocioné.

Que afortunados los Lanzaroteños!!! poder disfrutar de un silencio tan natural todos los días de sus vidas!!

Será por eso que son tan amables y sonrientes?

No me extraña, que  Hilario, el Hermitaño, decidiera pasar en su islote, en pleno valle de los volcanes, 50 años de su vida.

SAT NAM.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MEDITACIONES, RELAJACION, Salud y bienestar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s