SOBRE LA AMISTAD Y EL KARMA

                                                                                     
 LA AMISTAD Y EL KARMA
 
La amistad, es algo de lo que todo el mundo cuando habla se llena la boca. Nos llenamos la boca de ella sin pudor, nos llenamos de apego por nuestros amigos, y después, en muchos casos, llegan las traiciones.
Cuando un amigo te traiciona fuertemente, puedes hacer varias cosas. Perdonarle de verdad y quedarte con la herida en tu corazón, perdonarle y quererle a pesar de todo todavía más, (para lo que hay que ser un santo ) no perdonarle y dejarle de hablar,  o tomarte la amistad como uno más de los apegos que hay que trascender y no cambiar tu amor anterior por odio, o por indiferencia explicita hacia él, creando así, más Karma que te arrastrará de nuevo a la rueda interminable de la vida.
A lo largo de mi vida, como todo el mundo, he sufrido muchas traiciones, y seguro que más de uno se habrá sentido traicionado por mi.
Durante este periodo de mi vida, he reaccionado de diversas maneras a la traición. Llorando. Perdonando y quedandome con la herida. Siendo hìpócrita y no diciendo lo que realmente pensaba de la situación etc…Es decir, creando más y más Karma a mi alma.
 
No volveré a crearme más Karma con este tema. Hice una elección hace un tiempo, ser fiel a mi alma. Y por eso, en mi última traición sufrida, mi reacción ha sido que ni una sola célula de mi cuerpo se moviera al volver a ver a este “amigo/a” y eso me ha gustado, me he sentido bien. Simplemente ha desaparecido, se ha vuelto invisible a mis ojos, no tengo ningún apego hacia el/ella. He sido fiel a mi alma. No le odio, no le quiero, no he sido hipocrita ni politicamente correcta o incorrecta.
No he hecho nada que no hubiera hecho sin su presencia.
 
Las personas vienen y van en tu vida. Entran y salen con un motivo, para darte algo, para enseñarte algo y que aprendas. No tienen que ser eternas, ni ser amigos tuyos hasta que te mueras. Todo eso son imaginaciones tuyas. Son las trampas de la mente. La ilusion de Maya
Ningun amigo te pertenece. No tienes. No son tuyos.
Disfrutalos y amalos mientras se cruzan en tu vida, y dejalos marchar tranquilamente sin crear problemas cuando por la circunstancia que sea tengan que salir de tu vida. No te crees más Karma. Ni siquiera tus hijos son tuyos, ni tus padres, ni tu marido o tu mujer. Forman parte de tu vida para que vivas tu proceso en ella y te hagas mas sabio y seas más elevado. Para nada más. Así que, no crees más Karma apegandote a ellos.
 
Sat Nam
Todo en la vida pasa por algo y es normal que una vez cumplido su cometido, salga de tu vida.
Así que no apegarse, es lo mejor que se puede hacer. Dejales ir y quedate con la enseñanza
Anuncios
Esta entrada fue publicada en FILOSOFIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s